Prosopagnosia, la ceguera a las caras.

Imagina despertar un día y no reconocer ninguna cara ¡ninguna! Tus familiares son completamente extraños a ti, los puedes reconocer por su voz, por su forma de vestir, quizá también por su olor. Pero no reconoces su rostro ¿tienen rostro? No podrías definirlo con exactitud. Te miras al espejo ¿qué ves? No es tu cara ¿o sí la es? Debe serlo, pero no la recuerdas, es la cara de un extraño.

La prosopagnosia es la incapacidad selectiva para reconocer rostros, se considera un tipo de agnosia visual. Bill Choisser un famoso paciente que padece esta enfermedad la describe de la siguiente manera “tener ceguera a los rostros no te impide verlos, te impide reconocerlos” y explica “es parecido a la ceguera al color las personas pueden ver los colores, simplemente no pueden distinguirlos”.

La incapacidad para distinguir rostros puede presentarse en otras enfermedades, por ejemplo: enfermedad de Alzheimer, corea de Huntington, enfermedad de Parkinson; Sin embargo, en estas enfermedades, la deficiencia para reconocer caras se acompaña de una diversa plétora de otros síntomas y signos.

Caras

La prosopagnosia suele ser la secuela de un daño cerebral (por ejemplo, un infarto cerebral) y puede ser completa o parcial. ¿Parcial? Así es, el paciente con prosopagnosia puede estar ciego tan solo a una cualidad del rostro, ser incapaz diferenciar si es de un hombre o una mujer, si es blanco o moreno, su edad, su estado de ánimo, etc.

Existen distintos tipos de prosopagnosia, un paciente puede dibujar con gran fidelidad el rostro de un individuo que está frente a él, pero siempre considerarlo un extraño (incluso a un familiar o a él mismo); mientras que otro paciente podría ser completamente incapaz de dibujarlo, simplemente no percibe los rostros. Esto se debe a que las lesiones cerebrales de los pacientes pueden estar localizadas en distintos sitios que cumplen funciones diferentes.

Debido a que las lesiones cerebrales no suelen afectar únicamente las vías visuales que se encargan del reconocimiento facial, los pacientes con prosopagnosia suelen presentar otros déficits neurológicos como: acromatopsia (ven todo en blanco y negro) y topografoagnosia (incapacidad para orientarse o entender mapas).

Por último hay que decir que no todos los casos de prosopagnosia se deben a una lesión cerebral, desde 1976 se conocen casos de prosopagnosia congénita. La causa aún es un misterio, puede que exista una lesión antes del nacimiento o que mutaciones en genes específicos la desencadenen, por el momento solo se sabe que provoca un desarrollo anómalo cerebral y la pobre habilidad para reconocer caras.

Alfredo Manzano

Referencia:
Davies-Thompson J, Pancaroglu R, Barton J. Acquired prosopagnosia: structural basis and processing impairments. Front Biosci (Elite Ed.) 2014; 6: 159-74.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s