¿Cómo tratar de manera adecuada el dolor neuropático? Los resultados de una revisión sistemática.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 4.11.36 p.m.

El dolor neuropático es definido como el dolor producido por la lesión o enfermedad del sistema somatosensorial. Múltiples condiciones que afectan al sistema nervioso periférico, al sistema nervioso central o a ambos pueden desencadenar dolor neuropático. Un adecuado tratamiento de esta entidad es de suma importancia pues tiene una prevalencia importante (7-8%) y, en general, pobre respuesta terapéutica a los distintos tratamientos farmacológicos y no farmacológicos.

Este año fue publicado en la revista BMC Anesthesiology una revisión sistemática sobre las recomendaciones de distintas guías para el tratamiento del dolor neuropático, al final fueron revisadas y resumidas las recomendaciones de 16 guías emitidas por distintas organizaciones y grupos de estudio en todo el mundo.

Los autores de la revisión sistemática encontraron consensos en los siguientes puntos:
Los fármacos de primera y segunda línea en el tratamiento del dolor neuropático son:

  • Pregabalina.
  • Gabapentina.
  • Dosis bajas de antidepresivos tricíclicos (amitriptilina).
  • Inhibidores de la recaptura de noradrenalina y serotonina (duloxetina y venlafaxina).
  • Lidocaína tópica.

Sin embargo, las anteriores no son las únicas opciones terapéuticas que tienen los pacientes, entre otras opciones farmacológicas opciones podemos enumerar:

  • Capsaicina tópica en crema, aprobada en EUA para el tratamiento de la neuralgia postherpética y en Europa para distintas condiciones de dolor neuropático exceptuando el dolor por neuropatía diabética.
  • Toxina botulínica inyectada, actualmente con evidencia de efectividad en neuralgia del trigémino y neuralgia postherpética aunque se requieren de estudios de mayor calidad para recomendar su uso.
  • Lidocaína intravenosa, actualmente con evidencia de baja calidad en cuanto a su eficacia y dificultad por su perfil farmacológico adverso.
  • Marihuana, actualmente aprobado su uso en Canadá y Reino Unido para neuropatía asociada a VIH y dolor por esclerosis múltiple.

Distintas aproximaciones invasivas pueden ser útiles en pacientes seleccionados, aunque las complicaciones y efectos adversos limitan su uso.

  • Bloqueos de nervios periféricos con anestésicos locales y esteroides en pacientes en los que han fallado terapias conservadoras.
  • Inyecciones de esteroides epidurales para pacientes con dolor neuropático (radicular), sin embargo tiene potenciales riesgos por lo que los pacientes deben ser sometidos a estos procedimientos en centros especializados.
  • Neurólisis con radiofrecuencia o métodos químicos (alcohol, glicerol, etc.).
  • Estimulación eléctrica espinal con buenos resultados en pacientes seleccionados.

Por último, es importante destacar que no solo las medidas médicas son eficientes en el control del dolor neuropático, el paciente tiene que ser visto de una manera multidisciplinaria y distintas técnicas han demostrado utilidad en el mejoramiento de la calidad de vida y niveles de analgesia, desde terapia cognitivo-conductual hasta grupos de apoyo.

Sinapsis MX.

Bibliografía:
Deng Y, et al. Clinical practice guidelines for the management of neuropathic pain: a systematic review. BMC Anesthesiol. 2016 Feb 18;16:12. doi: 10.1186/s12871-015-0150-5.

Jones RC et al. Managing Neuropathic Pain. Med Clin North Am. 2016 Jan;100(1):151-67. doi: 10.1016/j.mcna.2015.08.009. Epub 2015 Oct 28.

Les dejamos el texto del artículo aquí: Tratamiento de dolor neuropático

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s