Suplementos alimenticios herbales ¿realmente son lo que dicen ser?

Captura de pantalla 2016-07-28 a las 6.13.51 p.m.

La industria de los llamados productos/suplementos naturales de medicina herbal tiene grandes ganancias de aproximadamente 60 mil millones de dólares cada año. Es una de las industrias con mayor crecimiento y lidera el campo de la medicina alternativa. En nuestro país los suplementos alimenticios no requieren contar con registro sanitario ni probar su eficacia ni seguridad. El problema no solo nos compete a nosotros, en todo el mundo se han encontrado casos de contaminación de los productos, adulteración, substitución de ingredientes y fraude en su comercialización.

En el 2013 se publicó un estudio canadiense (Universidad de Guelph, Ontario) en el que se exploraba si los productos naturales herbales contenían realmente lo que decían tener. Para contestar esta pregunta los investigadores colectaron 44 suplementos herbales de 12 compañías diferentes; los suplementos presumiblemente solo tenían un elemento activo (una planta) . Posteriormente extrajeron el ADN de dichos productos mediante una técnica de biología molecular llamada reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y compararon la huella genética del producto naturista con la presente en la planta original,  esto les permitía saber si en realidad el suplemento poseía la planta que decía tener y también analizar si había otras plantas. El resultado fue preocupante, 30 de los 44 suplementos estaban compuestos de plantas diferentes a las que decían tener. Solamente 2 de las 12 compañías tenían productos sin contaminantes ni substitutos. Otro hallazgo fue la presencia de plantas que imponen un riesgo para la salud según la FDA (US Food and Drug Administration) como la Senna Alexandrina, Partheium hysterophorus y Juglans nigra; el riesgo descrito varía con cada planta produciendo desde reacciones secundarias indeseables hasta interacciones con medicamentos.

El artículo descrito no es el único en la bibliografía, recientemente en la revista Cancer (revista de la American Cancer Society) se publicó un artículo que analiza los potenciales riesgos de la terapia tradicional herbolaria en pacientes con cáncer, encontrando desde efectos tóxicos de los productos herbales hasta interferencia con la quimioterapia.

Si bien existen hallazgos del beneficio de algunos tipos de terapia herbolaria, es necesario tomar medidas de regulación para asegurarse que el suplemento contenga realmente la planta que pretende tener. Los autores del primer artículo abogan por la certificación del “código de barras genético (DNA barcode)” de los suplementos alimenticios. Hasta no poseer una legislación exigente será imposible saber con exactitud si se está consumiendo productos chatarra o peor aún tóxicos.

Sinapsis MX

Bibliografía:
Newmaster SG, et al. DNA barcoding detects contamination and substitution in North American herbal products. BMC Med. 2013 Oct 11;11:222. doi: 10.1186/1741-7015-11-222.

Disponible gratis aquí: DNA barcoding

Ben-Arye E, et al. Potential risks associated with traditional herbal medicine use in cancer care: A study of Middle Eastern oncology health care professionals. Cancer. 2016 Feb 15;122(4):598-610. doi: 10.1002/cncr.29796. Epub 2015 Nov 24.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s