¿Escuchar música puede modificar el atractivo sexual de una persona?

Screen Shot 2017-10-10 at 15.51.41

He de confesar que soy un fanático de la música y es muy probable que tú también lo seas. No solo somos nosotros dos, la música ha acompañado, me quedo corto, ha envuelto a la humanidad durante más de 40,000 años. Entonces no es sorprenderte preguntarse ¿por qué? ¿Cuál es la razón secreta de nuestro gusto por la música? ¿Cuál es su utilidad biológica si acaso tiene alguna?

Una de las teorías más abordadas sobre el origen de la música es que cumple una razón socializante, generando cohesión social, vinculación, identificación grupal y quizá… ¿favoreciendo el proceso de cortejo?

La última no es una idea nueva, de hecho en 1871 el mismísimo Charles Darwin propuso que la música cumple una función en la reproducción humana. Distintas investigaciones se han realizado a lo largo de las últimas décadas, la mayoría en el campo de la psicología, sin embargo algunos de los resultados obtenidos han sido contradictorios.

Aquí es donde entra en el juego un estudio recientemente publicado en la revista científica PLoS One por un grupo de investigadores de Austria. La pregunta general que se hicieron fue ¿puede la música modificar el atractivo sexual de una persona? Y más específicamente los investigadores se preguntaron si la complejidad de la música altera la percepción del atractivo facial de una persona y la deseabilidad de salir (en una cita) con la misma.

Este singular estudio fue realizado tanto en hombres como en mujeres, en estas últimas diferenciando si estaban en el período fértil del su ciclo o no. – Tengo que hacer un paréntesis para decir que para evitar errores en este tipo de estudios se suelen tomar en cuenta muchos factores para descartar a algunos participantes y una vez iniciado el estudio se realizan múltiples ensayos control y ensayos distractores para determinar con certeza lo que se está buscando-. Una vez dicho esto, en resumen les enseñaban a los participantes fotografías de caras del sexo opuesto. En algunas ocasiones previamente les ponían una grabación de 25 segundos con música de diferente complejidad. La música tenía la particularidad que no podía ser definida como romántica, digamos que era música neutra (por ejemplo música de piano del siglo XIX); sin embargo si podía ser definida como música “positiva” o “negativa” y variaba en su nivel de complejidad.

 

¿Qué encontraron los investigadores?

Los resultados evidencian que las mujeres al escuchar música, particularmente música compleja sin importar si era “positiva” o “negativa” , encontraban más atractiva la cara del hombre de la foto y reportaban una mayor deseabilidad de salir en una cita con esa persona. La fase del ciclo no influyó en los resultados. Bueno, ¿y qué hay de los hombres? Pues desafortunadamente (para la lectora interesada) no se encontraron cambios en qué tan atractiva era la fotografía de la mujer ni en la deseabilidad de salir en una cita romántica después de escuchar ningún tipo de música.

Los resultados son muy interesantes, pero, ¿cuál es la razón de que la música haga parecer más atractiva a una persona? Los investigadores que realizaron el estudio creen que se debe a un efecto llamado de transferencia de excitación (arousal transfer, en inglés). Este efecto se produce cuando dos estímulos son procesados en una temporalidad cercana. De forma sencilla se podría considerar que se suman ambos estímulos, en este caso el escuchar música compleja produce un efecto neurofisológico que se “suma” a la percepción del atractivo físico de una persona, haciendola parecer más atractiva. Es por esto que no importa que la música sea “positiva” o “negativa”, sino que lo importante es que sea compleja.

¿Estás pensando en ir corriendo por un disco de música “compleja” de piano? No te emociones demasiado, los resultados aunque estadísticamente fueron significativamente diferentes distan de ser extraordinarios. De hecho, aumentó menos de 1 punto la calificación (en una escala del 1 al 7) en el grupo de mujeres que escucharon música. Por otra parte fue probado en una población pequeña de personas y en un ambiente muy controlado (poco natural), así que aún falta determinar si en un ambiente complejo (como una cita, por ejemplo) también se presentan estos resultados. De cualquier manera resulta fascinante descubrir hasta dónde permea en nuestras vidas esta creación extraordinaria que llamamos música.

Alfredo Manzano

Referencia:
Marin MM, Schober R, Gingras B, Leder H. Misattribution of musical arousal increases sexual attraction towards opposite-sex faces in females. PLoS One. 2017 Sep 11;12(9):e0183531. doi: 10.1371/journal.pone.0183531. eCollection 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s