Cáncer, Noticias y artículos, SMX Journal Watch

SMX Journal Watch: Terapia hormonal sustitutiva y el riesgo de cáncer de mama

Información resumida del artículo: Collaborative Group on Hormonal Factors in Breast Cancer. (2019). Type and timing of menopausal hormone therapy and breast cancer risk: individual participant meta-analysis of the worldwide epidemiological evidence. Lancet (London, England). https://doi.org/10.1016/S0140-6736(19)31709-X

Se conoce bastante sobre la relación entre el uso de terapia hormonal sustitutiva (THS) y el incremento de riesgo de cáncer de mama. La THS empezó a usarse desde 1970 en los países occidentales, e incrementó rápidamente su uso en 1990. Con los primeros datos de su relación con el desarrollo de cáncer se redujo su uso en el 2000 y se estabilizó en el 2010 con aproximadamente 12 millones de usuarias. La THS se comienza a usar con los primeros indicios de la menopausia y se continúa su uso por varios años más. Sin embargo el cáncer de mama es un verdadero problema. Esta enfermedad predomina en los países occidentales, al menos el 3% de las mujeres presentan cáncer en sus 50s, esto ha llevado a algunas instituciones de Europa a recomendar que la THS sea usada por el menor tiempo posible.

Con la finalidad de incrementar el conocimiento sobre la relación entre THS y cáncer de mama en este nuevo meta-análisis se estudiaron cuáles son los tipos de terapia y los tiempos de uso que producen mayor riesgo. El meta-análisis aquí resumido se obtuvo de 58 estudios que incluían 143,887 mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama invasivo (casos) y 424 972 mujeres postmenopáusicas sin cáncer de mama (controles). Los hallazgos fueron ajustados al grupo étnico, nivel educativo, edad de menarca, altura y uso de anticonceptivos.

El cociente de riesgo fue mayor en las preparaciones de estrógenos-progestágenos en comparación con estrógenos solos. De igual modo, el riesgo era mayor en las usuarias actuales que en las usuarias antiguas. Incluso esto se mantenía para usuarias con un uso corto de THS (alrededor de 3 años) aunque aumentaba drásticamente el riesgo en usuarias con más de 5 años de uso. Además, el riesgo de adquirir cáncer fue mayor para mujeres que usaron THS desde los 40 hasta los 59 años. Por otra parte, el riesgo se atenuó al haber personas que usaron las THS a partir de los 60 años.

El presente estudio también sugirió que el riesgo se mantiene incluso 10 años después de suspender la THS. Por otra parte, el tipo de estrógeno y la preparación (oral versus transdérmica) no correlacionó con cambios en el riesgo. En este sentido, la presentación tópica vaginal de estrógenos produjo un aumento de riesgo despreciable. Otro factor protector aparente fue la obesidad (adiposidad) de las pacientes, pues correlacionó con un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Todo lo anteriormente mencionado muestra que para las mujeres con un peso promedio en países desarrollados un uso mayor de 5 años de THS a partir de los 50 años, incrementaría la incidencia de cáncer de mama aproximadamente 1 de 50 usuarias para las preparaciones de estrógeno más progestágeno diario; 1 de 70 usuarias para las preparaciones de estrógeno más progestágeno intermitente; finalmente 1 cada 200 usuarios para el uso de preparaciones de estrógeno por sí solo. Las probabilidades que se mencionan anteriormente, aumentarían al doble en caso de que el uso de THS fuera por 10 años o más.

La autora Ximenta Brito es estudiante de medicina. Le apasiona aprender cosas nuevas todos los días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s